29/5/18

El infarto femenino causa un 20% más de mortalidad que el masculino [29-5-18]

El infarto femenino causa un 20% más de mortalidad que el masculino

«El infarto femenino causa un 20% más de mortalidad que el masculino»

-¿Existen diferencias de género en el infarto?

-Sí. Unas buenas y otras malas. Las mujeres piensan que es una enfermedad de hombres y no le dan la importancia que tiene. No se cuidan. El hombre tiene más conciencia: se tratan más el colesterol. Las mujeres centran la prevención en el cáncer de mama, pero la principal causa de muerte, también en mujeres, son las enfermedades cardiovasculares. Por tanto, la percepción de que el infarto es cosa de hombres es falsa.

-¿Y afecta a la misma proporción de hombres que de mujeres?

-No. Por cada cuatro casos de infarto hay tres de hombres y uno de mujer. En León hay 500 ingresos al año por este motivo y el 25% son mujeres. La tasa de mortalidad por infarto es del 12% entre los hombres y del 10% en las mujeres. Sin embargo, el infarto en las mujeres produce un 20% más de mortalidad que en los hombres en proporción al número de casos que se presentan, son más graves.

-¿Qué debería hacerse?

-Más prevención. Igual que se hace con el cáncer de mama, hay que hacer prevención con las enfermedades cardiovasculares. Entre las mujeres hay algunos factores de riesgo que se dan con más frecuencia, como la diabetes y la hipertensión. Entre los hombres el principal riesgo es el colesterol y, hasta ahora, el tabaco, aunque en el futuro será también un factor de riesgo para las mujeres porque fuman más.

-¿Tiene alguna influencia la edad?

-De cada 20-25 casos, hay una mujer joven y el resto son mujeres posmenopáusicas. En general, a la mujer le ocurre el episodio de infarto con siete años de diferencia más que a los hombres. El déficit hormonal de la posmenopausia, unido a la diabetes y la hipertensión son las principales causas. Pero también ek sobrepeso es frecuente y poco valorado. El síndrome metabólico u obesidad a nivel abdominal (grasa en la barriga) produce una serie de sustancias que causan arterioesclerosis e infarto. De ahí la importancia de mantener el peso adecuado y hacer ejercicio.

-Entre las mujeres jóvenes ¿Hay algún factor llamativo?

­-Las disfunciones ováricas mal diagnosticadas que causan déficit de estrógenos es una de las menos conocidas. También el sobrepeso y el tabaquismo.

-Se ha avanzado mucho en el tratamiento de las enfermedades coronarias. ¿Afecta igual a mujeres que a hombres?

-Es cierto que en los últimos 20 años se ha avanzado mucho gracias a las investigaciones sobre infarto. Se disminuye la incidencia y la mortalidad; pero, sobre todo, en hombres, no tanto en mujeres.

-¿Y a qué se debe esta diferencia que no nos hace iguales ante los tratamientos?

-Como se ha considerado una enfermedad de hombres, los ensayos clínicos se hacen sobre todo en hombres.

-¿Los síntomas también son diferentes?

-Sí. En los hombres lo más llamativo es el dolor de pecho y en las mujeres es frecuente el dolor de mandíbula y brazos, cansancio...

-¿La prevención es la misma?

-Básicamente, sí. Hacer vida sana, ejercicio físico regular, control de la dieta, no fumar, tratar el colesterol...

-¿La sobrecarga de las mujeres tiene influencia?

-Es evidente que a las mujeres les falta tiempo para cuidarse, se han incorporado al trabajo pero se ocupan mayoritariamente de las tareas del hogar y del cuidado de hijos y mayores. Esto es más difícil de tratar porque es cultural.
 

22/5/18

La mujer y el cuidado de su salud según la edad

La mujer y el cuidado de su salud según la edad

La mujer y el cuidado de su salud según la edad

Te decimos qué exámenes preventivos debes realizarte en cada década de la vida a partir de los 20

laopinion.com

Por lo general las mujeres, especialmente si son madres, tienden a estar pendientes del cuidado de la salud de sus seres queridos pero no de la propia.

Es por ello que durante la Semana Nacional de la Salud de la Mujer, que se celebra del 13 al 19 de mayo, la Oficina de Salud de la Mujer (OWH) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos insta y motiva a todas a tomar una acción activa y consciente del cuidado preventivo de su salud, a partir del inicio de la década de los 20, para gozar el resto de la vida de una buena salud.


Qué se debe hacer en cada década

A grosso modo, estos son los cuidados y exámenes preventivos que toda mujer debe tomar en cuenta en cada etapa:

En los 20’s

Durante esta etapa, a pesar de estar gozando de perfecta salud, la recomendación es tener un chequeo médico preventivo anual, particularmente si se tiene una vida sexual activa.

De tenerla, en estos chequeos se debe pedir al ginecólogo las pruebas que detectan las enfermedades de transmisión sexual y del virus del papiloma humano (VPH), culpable del desarrollo del cáncer del cuello uterino.  Igualmente se debe preguntar sobre los diversos métodos que se tienen para prevenir el embarazo y tener sexo seguro.

En promedio, las mujeres en Estados Unidos contraen matrimonio a los 25 o 26 años, así que resulta importante preguntarle al médico qué tipo de multivitaminas se deben empezar a tomar para preparar el cuerpo para la maternidad, en el caso de desear quedar en embarazo pronto.

En los 30’s

A partir de los 30 años, cuando se está en plena edad reproductiva, conviene empezar —o seguir tomando— multivitamínicos o tan solo el ácido fólico, que previene los defectos del tubo neural, es decir, aquellos problemas que puedan surgir en el cerebro o la médula espinal.

Igualmente, de acuerdo con los nuevos protocolos de la salud femenina, se deben seguir con disciplina las visitas ginecológicas para tener las pruebas del Papanicolaou y la revisión pélvica, así como estar a raya con el auto examen de los senos para detectar cualquier anormalidad que alerte la presencia de cáncer mamario.

En esta década, según el historial médico de la madre, a algunas mujeres se les recomienda tener una mamografía temprana y empezar a tenerla anualmente.

De no tener una rutina de ejercicio, conviene empezarla. Se recomienda tener al menos 30 minutos diarios de actividad física.

En los 40’s

Como a partir de esta década se debe tener una mamografía anual y como el metabolismo se va haciendo más lento, es importante empezar a hacer cambios en la dieta, ingiriendo más alimentos frescos (ricos en antioxidantes y vitaminas), así como proteínas bajas en grasa y preferiblemente provenientes de granos y carnes blancas.

En los años finales de esta década, algunas mujeres empiezan a sentir los síntomas de la premenopausia  y, en algunas, posibles afecciones cardiovasculares. Por ello, es importante escuchar los mensajes de alerta que el cuerpo da y visitar a un cardiólogo, sobre todo, si se tiene un historial familiar de este tipo de afecciones.

En los 50’s y más
  • En promedio, la mayoría de las mujeres inicia la menopausia en esta década, así que es importante hablar con el ginecólogo sobre los diferentes tratamientos que se tiene para reducir los bochornos o sofocos y la resequedad vaginal que puede impedir el goce de una vida sexual plena.
  • A esta edad, es común la incontinencia urinaria, así que deben tratar el tema con su médico para recibir el tratamiento adecuado para su caso.
  • En esta etapa de la vida se recomienda tener una colonoscopía para detectar el cáncer colorrectal. Asimismo, muchas mujeres pueden presentar incontinencia urinaria en distintos grados. No te preocupes, es perfectamente tratable si acudes al especialista.
  • Igualmente, se recomienda tener la prueba de la densitometría ósea que diagnóstica la osteoporosis.  Y para prevenirla se debe subir la dosis de calcio, que debe ser tomado en combinación con vitamina D y magnesio.
  • La actividad física es vital en esta etapa de la vida para mantener la estructura ósea y muscular saludable.
  • Por otro lado, es aconsejable intensificar las actividades intelectuales (leer, aprender un nuevo idioma o tomar clases de cualquier tipo) e inscribirse en los programas de ejercicios del cerebro.
  • A los 50, también son importantes los exámenes rutinarios del control de la presión sanguínea, el colesterol, el azúcar y de cualquier mancha o lunar irregular en la piel.
  • A partir de los 50 o 60, es posible que el médico recomiende recibir anualmente la vacuna contra la influenza, especialmente si se sufre de una enfermedad crónica o se tiene comprometido el sistema inmune por alguna afección.
  • Después de los 65, a algunas se les recomendará recibir las vacunas contra la culebrilla (shingles) y la del neumococo, para evitar enfermedades como la neumonía y la meningitis.
  • El sedentarismo se debe evitar aún más a partir de la década de los 50 para prevenir los problemas cardiovasculares, de obesidad y movilidad.

6/12/17

Asma: informacion y tratamientos: Estudio vincula a las hormonas con mayor asma entr...

Asma: informacion y tratamientos: Estudio vincula a las hormonas con mayor asma entr...: Estudio vincula a las hormonas con mayor asma entre las mujeres Investigaciones anteriores identificaban otros factores, como la exposició...

Muchas mujeres reciben frotis de Papanicolaou innecesarios, halla un estudio [6-12-17]


Muchas mujeres reciben frotis de Papanicolaou innecesarios, halla un estudio

Generalmente, no se recomienda la prueba de exploración del cáncer cervical tras una histerectomía o para las mujeres mayores de 65 años

Los médicos de EE. UU. usan excesivamente los frotis de Papanicolaou para la exploración del cáncer cervical en algunos grupos de mujeres, según un estudio reciente.

Los investigadores hallaron que mujeres a quienes se habían extirpado los órganos sexuales y otras a las que se considera que tienen demasiada edad como para preocuparse del cáncer cervical están entre las que reciben la prueba.

"Casi dos terceras partes de las mujeres que se habían sometido a una histerectomía reportaron haberse hecho un frotis de Papanicolaou recientemente", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Utah la coautora del estudio, Deanna Kepka, profesora asistente del Colegio de Enfermería de la universidad.

"La mitad de las mujeres mayores de 65 años sin antecedentes de cáncer cervical también reportaron un frotis de Papanicolaou reciente", apuntó Kepka, quien también es investigadora del Instituto Oncológico Huntsman en Salt Lake City. "Esto representa a 14 millones de mujeres de EE. UU. que se hacen un procedimiento innecesario".

Un frotis de Papanicolaou conlleva extraer células de la superficie del cuello uterino y examinarlas bajo el microscopio en búsqueda de anomalías.

Dado que las mujeres mayores tienen un riesgo muy bajo de contraer un cáncer cervical de crecimiento lento, los frotis de Papanicolaou no benefician a las mujeres mayores de 65 años sin antecedentes de cáncer cervical ni afecciones precancerosas, apuntó Kepka.

También dijo que las mujeres que se han sometido a histerectomías no se benefician de un frotis de Papanicolaou porque casi todas ellas ya no tienen cuello uterino, que es el objetivo específico de este tipo de prueba.

Para el estudio, Kepka y colaboradores examinaron datos de la Encuesta nacional de entrevista de salud de 2010. Sus hallazgos aparecen en la edición en línea del 25 de noviembre de la revista JAMA Internal Medicine.

"Sabíamos que había un uso excesivo del frotis de Papanicolaou, porque los pocos estudios sobre las pruebas para la exploración del cáncer mostraron un uso excesivo hace diez años", apuntó Kepka. "Pero nos chocó ver tan poco cambio en los últimos 10 años".

"Esperábamos ver un mejor uso de la prueba durante la década siguiente a medida que se hicieron cambios en la infraestructura de la atención sanitaria", comentó. Los expedientes médicos electrónicos, los sistemas de recordatorios a los médicos y las nuevas estrategias para mejorar la calidad de la atención podrían promover unas prácticas coherentes con las directrices entre los profesionales clínicos, señaló.

25/11/17

Relacionan los niveles elevados de insulina con el cáncer de mama [25-11-17]


Relacionan los niveles elevados de insulina con el cáncer de mama

Un estudio encuentra una asociación potente en las mujeres posmenopáusicas

Las mujeres posmenopáusicas con niveles elevados de insulina podrían estar en mayor riesgo de cáncer de mama, según un estudio reciente.

Investigadores del Colegio de medicina Albert Einstein de la Universidad de Yeshiva en la ciudad de Nueva York encontraron una asociación contundente entre niveles elevados de insulina en la sangre y un mayor riesgo de cáncer de mama. Sus hallazgos fueron publicados en línea en la revista International Journal of Cancer.

"Hasta ahora, apenas algunos estudios han investigado de forma directa si los niveles de insulina se asocian al riesgo de cáncer de mama", apuntó Geoffrey Kabat, autor principal y epidemiólogo del departamento de epidemiología y salud poblacional del Einstein. "Nuestro estudio involucró el análisis de medidas repetidas de insulina tomadas durante varios años, lo que nos provee con una imagen mucha más precisa de la posible asociación entre los niveles de insulina y el riesgo de cáncer de mama".

El equipo de Kabat examinó los datos de 5,450 mujeres que participaron en la Iniciativa de salud de la mujer, un estudio de gran tamaño que observó cómo varios factores influenciaban la salud de las mujeres. Los investigadores encontraron que las mujeres con niveles de insulina en el tercio superior tenían el doble de probabilidades de desarrollar cáncer de mama que las mujeres del tercio inferior. El equipo también descubrió que la relación entre los niveles elevados de insulina y el cáncer de mama fue mayor para las mujeres delgadas que para las obesas, que tienden a tener niveles más altos de insulina.

"Este hallazgo es potencialmente importante, porque indica que, en las mujeres posmenopáusicas, la insulina tal vez sea un factor de riesgo para el cáncer de mama que es independiente de la obesidad", señaló Kabat en un comunicado de prensa.

El estudio sigue en curso, pero Kabat recomienda que las mujeres posmenopáusicas traten de mantener la insulina a niveles normales a través de pérdida de peso, ejercicio regular y otros métodos.

Psicopatas, Narcisos y Sociopatas: "Los diez mandamientos de la mujer" - Imagen

Psicopatas, Narcisos y Sociopatas: "Los diez mandamientos de la mujer" - Imagen

21/11/17

Las mujeres sexualmente satisfechas tienen un mejor bienestar general y más vitalidad [21-11-17]


Las mujeres sexualmente satisfechas tienen un mejor bienestar general y más vitalidad

Pre-y post-menopáusicas que se auto-calificaron a sí mismas como sexualmente satisfechas tenían una puntuación general más alta que el bienestar psicológico y las calificaciones de “bienestar positivo” y “vitalidad”, en comparación con las mujeres sexualmente insatisfechas en un estudio de 295 mujeres sexualmente activas a más de dos veces al mes. El estudio, publicado hoy en The Journal of Sexual Medicine, también reveló una asociación positiva entre la edad y el bienestar, sino una asociación negativa para la salud en general.

Los problemas sexuales más comunes en el ámbito de la sexualidad en consenso con las mujeres se relacionan con el deseo sexual y el interés, el placer y la satisfacción, y para la mayoría de las mujeres son parte de la experiencia sexual en general, y están íntimamente relacionados. En contraste con los estudios de intervenciones para la disfunción eréctil masculina, se benefician del tratamiento en mujeres con disfunción sexual no se puede medir simplemente por la frecuencia de los eventos sexuales, las mujeres suelen seguir siendo sexualmente activas a pesar de un alto grado de insatisfacción sexual. Así, la frecuencia de auto-reporte satisfactorio evento sexual se ha utilizado como resultado principal en estudios recientes.

Para evaluar si existe una correlación entre la satisfacción sexual y el bienestar, el equipo de investigadores australianos contrato a mujeres de la comunidad de 20-65 años de edad, identificados como satisfechas o insatisfechas con su función sexual.A los participantes también les hicieron preguntas para determinar si eran pre o post menopáusica, con la contratación a puerta cerrada cuando había un número igual de mujeres en cada uno de los cuatro subgrupos.

“Queríamos explorar la relación entre la satisfacción sexual y el bienestar en las mujeres de la comunidad, y para ver si había alguna diferencia entre mujeres pre y posmenopáusicas”, dijo el autor principal Dra. Sonia Davison, de la Women’s Health Program de la Universidad Monash, Australia. “Encontramos que las mujeres que estaban sexualmente insatisfechas tenían menos bienestar y menor vitalidad. Esta conclusión pone de relieve la importancia de abordar estas áreas, como parte esencial de la salud de la mujer, porque las mujeres pueden estar incómodas en hablar de estos temas con su médico.”

“El problema con la interpretación de este hallazgo es que es imposible determinar si las mujeres tenían menos satisfacción que bienestar, ya que eran sexualmente insatisfechas, o si ocurre lo contrario, de manera que las mujeres que comenzaron con un menor bienestar en segundo lugar, tienden a mantener relaciones sexuales descontentas”, agregó Davison. “Como tal, las terapias farmacológicas destinadas a tratar la disfunción sexual puede tener efectos secundarios sobre el bienestar, y lo contrario puede ser verdad”.

Como más del 90% de las mujeres en este estudio reportaron su actividad sexual con un socio, y fue iniciado por el socio al menos el 50% del tiempo, la actividad sexual de las mujeres pueden haber sido afectadas por la presencia de socios (o ausencia), la salud del socio, y la función sexual, que no fueron abordadas en este estudio. “El hecho de que las mujeres que se auto-identificaron como insatisfechas han mantenido su disconformidad en el nivel de actividad sexual denunciando lo que probablemente represente el comportamiento y las expectativas del Marido-Amante”, dijo la profesora Susan Davis, autor principal de este estudio, también basado en el Women’s Health Program de la Universidad Monash , Australia. “También refuerza el hecho de que la frecuencia de la actividad sexual en la mujer no puede ser empleado como un indicador fiable del bienestar sexual”.

El Editor dice: “Estamos orgullosos de publicar este estudio muy importante en la salud sexual de las mujeres”, dijo el Dr. Irwin Goldstein,-en-Jefe de la Revista de Medicina Sexual. “Este amplio estudio realizado en la comunidad hace hincapié en el papel y la importancia de la salud sexual de las mujeres en la salud general de la mujer y el bienestar.La Crítica de los esfuerzos anteriores de médicos equivale a mejorar la satisfacción de una mujer con su vida sexual como” medicalización”. Dr. Davison y co – la búsqueda personal ayudará a los profesionales de cuidado de la salud a reconocer la necesidad de la salud de la mujer en general e incluir el cuidado de la salud sexual de la mujer “.

1/11/17

Ejercicio y alimentación, claves contra la osteoporosis [1-11-17]

 
Ejercicio y alimentación, claves contra la osteoporosis

Los huesos se quiebran como galletas, y si no se quiebran en los hechos, se quiebran en la mente, porque un diagnóstico de osteoporosis genera la sensación de que el esqueleto se tambalea únicamente por existir. Pero hay maneras de evitar este cuadro.

El ejercicio y la alimentación son lo más importante para la prevención", destaca Santiago Córdova-Egüez, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Medicina Reproductiva y profesor en la Universidad San Francisco de Quito. "Es algo tan sencillo como caminar 20 minutos por día, y recibir un poco de sol".

A las jóvenes "le decimos que no fumen, que hagan ejercicio, porque el ejercicio ayuda a la microarquitectura ósea", insiste Daniel Peña, especialista del Centro Diagnóstico de Osteoporosis de México. "Nos preocupa que las muchachas, por hacer dieta, no comen queso porque consideran que engorda, y pierden la fuente natural de calcio".

Como parte de la campaña de la Fundación Internacional de Osteoporosis, siete reinas de belleza (entre ellas, la venezolana Pilín León, Mis Mundo 1981) pidieron a niñas y adolescentes del planeta que no sacrifiquen sus huesos por alcanzar un ideal de belleza en el que impera la delgadez. "Desde los 35 años de edad se pierde hueso; por lo tanto, se deben utilizar suplementos de calcio y vitamina D (1.200 miligramos de citrato de calcio), porque no es suficiente con la alimentación", puntualiza Córdova-Egüez.

Epidemia silente

Tal vez se asocia la enfermedad con países gobernados por el frío, llenos de mujeres delgadas y de tez blanca, pero los números indican lo contrario. La osteoporosis "es una epidemia en el mundo, y lo es también para América Latina, donde ha aumentado la incidencia", asegura Córdova-Egüez. "18% de las latinoamericanas en menopausia tiene osteoporosis; es decir, 2 de cada 5. Esta es una de las afecciones más importantes del planeta, porque sólo da síntomas cuando está muy avanzada". También la padecen los hombres: 1 varón por cada 4 mujeres; en ellos, se relaciona con el consumo de ciertos medicamentos (como corticosteroides), tabaquismo, alcoholismo.

Estudios liderados por Gregorio Riera, director del Centro de Estudios del Metabolismo Óseo de la Universidad de Carabobo, revelan que 40% de las mujeres mayores de 50 años presenta osteopenia, y 26%, osteoporosis. Por encima de los 70 años de edad, sólo 10% de la población posee masa ósea normal.

En Venezuela hay 10 fracturas por día por esta razón, y 17% de las personas fallece en los primeros 4 meses, de acuerdo con las investigaciones de Riera. Frecuentemente se rompen el antebrazo, la cadera, las vértebras. Las víctimas de una rotura de cadera suelen quedar con discapacidad.

La desnutrición en el continente "impide que niñas y niños alcancen el adecuado pico de masa ósea. Todas y todos nacemos con el potencial para tener huesos de buena calidad, pero sin la buena alimentación, estaremos en problemas", lamenta Córdova-Egüez. El experto propone que los estados aporten a las y los infantes un vaso de leche al día (en el desayuno), que fomenten el deporte y que prohíban la publicidad de cigarrillos.

Si a alguien le encuentran osteopenia, "el tratamiento indicado son los suplementos de calcio, reforzar la alimentación y la actividad física". Si la mujer llegó a la menopausia y le detectaron osteoporosis, refiere el médico, "lo recomendable es individualizar el caso, y administrar fármacos contra la enfermedad, terapia de reemplazo hormonal y suplementos de calcio".